Saavedra 569

El Deseo nació de un sueño. El sueño que todo actor y actriz tiene de contar con un espacio propio. En 2012 llegó la oportunidad, y no dudamos en convertir a lo que era un lugar vacío y sin vida, en una sala cálida y llena de energía.

Nos inspira una manera distinta de concebir lo artístico, siempre desde la alegría. Intentamos constantemente que el arte sea vivido como juego, creación y experimentación; buscamos el placer que eso produce, más que exigir resultados.

Desde la inauguración, trabajamos ininterrumpidamente con clases de teatro, clown, artes plásticas, ensayos de obras, espectáculos y muestras.