Jorge Aguirre es un fotógrafo argentino que trabajó en los medios argentinos desde principios de la década del 50 hasta finales de la década del 80. En dicho período, más allá de ser uno de los reporteros más respetados e influyentes en las jóvenes generaciones, desarrolló paralelamente una obra personal, casi toda acotada a la ciudad de Buenos Aires y más específicamente como le gustaba decir a él, sus límites eran la Avenida Belgrano, la Avenida Callao, de ahí hasta el río. En dicho sector supo registrar con agudeza e ironía, actitudes de los porteños con un interés por los espacios escenográficos y aspectos y detalles que hacen a la publicidad, la política y pequeños aspectos supuestamente insignificantes de nuestra vida cotidiana y la nostalgia de nuestra historia. Varias de sus obras tienen la impronta de maestros de la fotografía como Robert Doisneau y Elliott Erwitt con una mirada profundamente porteña. Aguirre más allá de haber sido uno de los pocos fotógrafos incorporados a la Colección de Pintores Argentinos del siglo XX del Centro Editor de América Latina, realizó muy pocas muestras individuales en la vida, la más destacada Allegro ma non troppo. Fue exhibida en la Foto-galería del teatro San Martín y en la Foto-galería Omega de la ciudad de La Plata en 1986, con fotos desde 19556 a 1986. A pesar de lo antedicho se transformó en un fotógrafo mítico en el ámbito fotoperiodismo argentino a pesar de ser contadas las fotos de cierta difusión, ya que no mezclaba su trabajo personal con el profesional, que se publicaba en los medios con gran difusión.

Artistas: Jorge Aguirre //

Última fecha

do

23

junio

Dejanos tu opinión

También te puede interesar