Antígona defiende, más allá de la ley de los dioses, su derecho a ser escuchada como mujer, como ser humano. En un momento en el que la polis griega se configura y los derechos de la mujer están humillados.

Cada época alumbra su propia Antígona, esto viene sucediendo desde hace más de 2400 años y así seguirá, esto es lo que tienen los mitos clásicos. Esta versión ha despojado del texto de Sófocles de la vigorosa retórica clásica. El lenguaje allanado y el despojamiento del escenario conjugan con el paisaje. El coro griego, es un grupo de pusilánimes, actores felinianos, al servicio de las vanidades y banalidades del poder.

Más allá de la figura de Antígona, como paradigma del feminismo que se debate entre el poder y la guerra, los pilares de esta tragedia son cinco ejes conflictuales que atraviesan la obra. Hombres contra mujeres, viejos contra jóvenes, individuos contra la sociedad, vivos contra muertos y humanos contra dioses.

Autor: Sófocles // Actores: Gonzalo Alvarez, Toia Cestau, Hernan Cuevas, María De Pablo, Martín Equiza, Carlos Kusznir, Diego Lorenzo, Claudio Messina, Daniel Miglioranza, Carla Pantanali Sandrini, María Rojí // Dirección: Eduardo Lamoglia // Escenografía: Sabrina López Hovhannessian, Lucía De La Cuesta // Vestuario: Juan Miceli // Música: Carla Pantanali Sandrini // Versión: Emilio del Valle, Isidro Timón // Sonido: Carla Pantanali Sandrini // Producción: Bruno Alberstein, Daniel Dee Producciones //

Última fecha

sa

14

marzo

Dejanos tu opinión

También te puede interesar