Personajes que se abren al mundo infinito de lo imaginario. Los vemos en ese mundo Xul, de sus líneas, de su pureza, de la melodía de sus colores. Esas figuras se entregan al movimiento, a las fuerzas que simbolizan. Su juego se desenvuelve como una danza sagrada.

La puesta en escena se desarrolla sobre una selección de obras del pintor, realizadas entre 1910 y 1949. Se inicia la experimentación con la puesta en movimiento de impresiones y criterios presentes en las obras. Se materializa la tridimensionalización y actualización de los mismos en la inmediatez de este ahora recontextualizado, promoviendo un diálogo entre lo presentado, lo implícito, lo ausente y lo sugerido.

Escenas: Dos Anjos; Ofrenda Cuori; Otros Troncos- Man tree y Santos y guardianes.Dirección del proyecto escénico: Gerardo Acosta. Asistencia: Cecilia Slamecka, Amalia Aducci Spina. Intérpretes: Florencia Correa, Francisco Lozano, Priscila Favre, Elías Miguez, Ana Pérez, Carolina Pitetti, Juan Rossi, Fabián Viltes, Debora Aguiar y Magdalena Ciucci. Iluminación: Ester Angelini. Vestuario: Verónica Reggiani. Música: Egberto Gismonti. Dirección General: Sandra Reggiani.

Última fecha

vi

30

noviembre / 2012

Dejanos tu opinión

También te puede interesar