Lo mejor del arte plástico argentino de principios de siglo XX te espera en el barrio de La Boca.

Principal representante de la tradición figurativa en la Argentina, Benito Quinquela Martín es uno de los pintores más célebres de nuestro país. Hacia 1930, su obra ya había circulado por las capitales más importantes del mundo en colecciones públicas y privadas. En particular, sus retratos de la vida diaria del puerto de Buenos Aires resuenan de forma nítida e imborrable en nuestro imaginario popular.

Las escenas concebidas por el pintor tienen como protagonistas principales al hombre y su trabajo, recortados sobre un fondo de barcos y fábricas humeantes. Retratados desde la distancia, los obreros portuarios de Quinquela desarrollan su rutina laboral envueltos en una marea de colores sobrios, modelados a partir de una pincelada serpenteante. Junto a su prolífica producción artística, “el carbonero” - tal como lo apodó la prensa de su época- desarrolló también una intensa actividad cultural como integrante del colectivo “Artistas del pueblo”, agrupación dispuesta a elaborar un arte representativo de las clases populares.

Luego de una serie de viajes en el extranjero, Quinquela regresa en la década del 30’ a La Boca, el barrio de su infancia, y decide contribuir a su crecimiento a partir de una serie de donaciones. En este contexto tiene lugar la creación de una Escuela-Museo, el Instituto Odontológico Infantil (actualmente Hospital Municipal de Odontología Infantil Don Benito Quinquela Martín), y del Museo de Bellas Artes de La Boca de Artistas Argentinos.

Quienes se acerquen al Museo podrán contemplar un panorama del arte figurativo argentino desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, junto a una imponente exposición de esculturas dispuestas en la Terraza del edificio, y una sala de Mascarones de Proa, una de las colecciones más importantes de Latinoamérica. Las instalaciones incluyen, además, objetos personales del artista, entre ellos el colorido mobiliario de su cocina y las herramientas de su atelier. Ubicado sobre la Avenida Pedro de Mendoza, el Museo Benito Quinquela Martín conforma un territorio capaz de sostener en el tiempo la obra del célebre pintor y su “locura luminosa”.

Última fecha

sa

31

marzo

Dejanos tu opinión

También te puede interesar