Rescata un formato escénico en la danza inaugurado por sus pioneros y olvidado en la actualidad: el recital de solos.

Seguramente el factor cuarentena nos conduce a prestar atención al trabajo en aislamiento y a las herramientas informáticas. En circunstancias restrictivas el menos es más se revela y sintetiza realidades económicas y conceptos artísticos.

Antonella Zanutto interpreta Tanagra con música de Claude Debussy, evocación arcaica que desborda el tiempo mitológico para abrazar una contemporaneidad liberada de estilo.

Anonimamatum, sobre poemas de Sara B. Sedler, es una voz triturada y reducida al mínimo espacio del protocolo.

Reminiscencias evoca voces de maestros: Renate Schottelius y Dore Hoyer, sin olvidar las voces de otros encarnadas en ellas.

Finalmente Yamil Ostrovsky recupera y prolonga la existencia del porteño, señalado ya por Ana Itelman, pero oscurecido en su miseria, grotesco y patético, en Malandra con música de Mauricio Kagel.

Actores: Antonella Zanutto , Yamil Ostrovsky // Dirección: Karina Battilana // Iluminación: Roberto Traferri // Vestuario: Renata Schussheim // Producción: Karina Battilana //

Última fecha

ma

2

noviembre / 2021

Dejanos tu opinión

También te puede interesar