Un micrófono, un piano y Bach o la música clásica contada a través de la biografía de sus compositores, puesta en el contexto de la época e interpretada al piano en jeans, remera y zapatillas. Estos son los ingredientes principales del atípico e innovador concierto que James Rhodes, el enfant terrible de la música clásica, ofrecerá en Buenos Aires.

Con el afán de sacudir el polvo que parece que a veces rodea a este género musical, Rhodes ofrece una mirada renovada y un formato de concierto totalmente revolucionario en el contexto de la música clásica. El artista británico ha acuñado un tipo de recital propio y personal, donde, además de tocar y contextualizar las obras que interpreta, cuenta sobre el escenario -entre piezas de Bach, Chopin o Rachmaninov- la historia de su vida hilada con las biografías de los compositores y cómo la música le ha ayudado a superar los numerosos obstáculos que se ha ido encontrando por el camino.

“En mis conciertos hablo de las piezas que interpreto, cuento por qué las he elegido, qué importancia tienen para mí y en qué contexto se compusieron”. Así explica James Rhodes cómo son sus recitales en el prólogo de su libro “Instrumental. Memorias de música, medicina y locura” (7ª edición, más de 120.000 ejemplares vendidos en España), con el que ha obtenido un enorme e inesperado éxito en todo el mundo.

Última fecha

mi

17

octubre / 2018

Dejanos tu opinión

También te puede interesar