Un tributo sinfónico a una de las mayores bandas en la historia del rock que supieron liderar el Indio Solari y Skay Belinson. Así, un piano clásico junto a una orquesta de cuerdas y un ensamble vocal ejecutan un repertorio especialmente arreglado para estas formaciones con las obras cumbres de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

En esta oportunidad Mario Esteban presenta el disco que grabó con el productor musical Claudio E. Herrera.

Última fecha

sa

25

octubre / 2014

Dejanos tu opinión

También te puede interesar