En el patio de una casa, en los distintos lugares en que se pueden alojar recuerdos; en los pasillos, en los baños, en el paralelo de aquel lugar figurado que destinan quienes sabemos fueron secuestradas para la explotación y la esclavitud sexual; cuerpos que pierden su peso y voluntad. Se desgaja su identidad preguntando qué significa desaparecer.

Los textos se mueven entre la multiplicidad de la particularidad de una que podemos ser todas.

Dos niñas que juegan, una joven que camina por una ruta desolada, dos adolescentes, mujeres encerradas a la fuerza en algún lugar, etc.

Es el espectador el que relacionará estas escenas y hará su propia síntesis, armará su propia historia.

Seguimos hoy estando sobre la ruta de tráfico de cuerpos y vidas, cuyo trazo trasciende fronteras y aúna el conflicto en los territorios de Nuestramérica.

Convivimos con la realidad inmanente de desaparecer o vivir esperando a una desaparecida. Cuánto destrozo en nuestros sexos.

Apertura de trabajo en proceso de una propuesta colectiva, adaptación del texto original El tiempo de las Mandarinas de Rafael Nofal, en la re-lectura de tres actrices quienes activan los espacios en un dispositivo teatral y performático.

Actores: Gabriela Amaro , Mariel Gonzalez , Leila Loforte // Idea: Gabriela Amaro , Mariel Gonzalez , Leila Loforte // Dirección: Gabriela Amaro // Iluminación: Florencia Carboni // Libro: Rafael Nofal // Producción: Colectivo Mandarinas //

Última fecha

vi

22

abril

Dejanos tu opinión

También te puede interesar