Todos somos una persona por fuera y otra por dentro, que está escondida ara protegerse de lo que los demás puedan pensar o decir, para evitar parecer débil o para no tener que dar explicaciones. Pero a veces, intencionalmente o no, la fachada se desmorona y uno se expone. Entonces vemos que somos más fuertes de lo que pensábamos. Pink on the inside es un espectáculo pequeño, honesto, fuerte, que se hace preguntas profundas acerca de la existencia, y que muestra el virtuosismo de uno de los más importantes acróbatas y malabaristas suecos. Y muestra también comida, algo casi tan importante como todo lo anterior. El acróbata y malabarista sueco David Eriksson ha trabajado durante más de 20 años para muchas compañías prestigiosas y se ha presentado antes en la Argentina con espectáculos de Cirkus Cirkör y La Soirée. Pink on the inside es su primer espectáculo solista de interior y ha sido creado y llevado a escena por él mismo con el apoyo de Cirkus Cirkör, The Swedish Arts Grants Comitee y Carnaval Sztukmistrzów.

Última fecha

mi

18

mayo / 2016

Dejanos tu opinión

También te puede interesar