Griselda Gambaro en su obra inédita, una vez más, confunde los tantos del consenso teatral: hace del autor un comediante de sí mismo y del personaje una identidad de autoría. ¿Cómo hace esta operación de inversión y desplazamiento? Poniendo a Henrik Ibsen en escena, en el momento mítico en que escribe su obra Casa de muñecas. En la subversión de Gambaro, Henrik tiene que vérselas con Nora Helmer, el personaje principal de la obra. Debe negociar con ella lo que dice y lo que hace. De esta manera el autor ya no es lo que “hace hablar” al personaje sino una manera de intervenir en los intercambios y negociaciones de una identidad en construcción.

Querido Ibsen: soy Nora, dirigida por Silvio Lang, cuenta con un elenco integrado por Belén Blanco, Victoria Roland, Edgardo Castro, Ezequiel Díaz, Patricio Aramburu, Esteban Masturini, Pochi Ducasse y Pablo Cécere.

Protagonistas

Última fecha

lu

10

noviembre / 2014

Dejanos tu opinión

También te puede interesar