Pensamiento salvaje presenta unos 20 dibujos sobre papel en varias técnicas, desde obras pequeñas hasta grandes “totems” de 2 metros de altura.

Aquí, Mermet crea una zoología imaginaria que traza la unión entre la infancia y los más antiguos arquetipos de las culturas del hombre. Diferentes series trazan una breve enciclopedia de lo fantástico. Desde su investigación sobre los artistas flamencos sus obras se inician en el reino animal como un mapa, una cartografía habitada, un paisaje interior. Luego deviene Biología Forense, su serie de dibujos delicados y victorianos, de soporte negro como el terciopelo, donde el lápiz blanco crea la piel táctil de sus criaturas. En La piel que habito - que cita a Humboldt y sus viajes por el Beagle con Darwin - lo psicológico e inquietante se fusionan a través del preciosismo de las imágenes. Los Royalty Friends nos remiten al mundo de Lewis Carroll: las ilustraciones de John Tenniel dialogan en estas piezas y reflexionan sobre la complejidad de la imaginación expandida de los niños, y como esta fuerza habita en el adulto en su inconsciente. Su última serie es Tótem: dibujos de lupa, tejidos como filigranas de oro, se presentan verticales como un tokonoma. Desde aquí nace una especie única que fusiona todos los reinos. Su creadora humana nos abre una pregunta existencial sobre la complejidad de la vida en la naturaleza: como todos y cada uno de nosotros formamos parte de este bio-conocimiento que es la tierra. (adaptación del texto del catálogo de Fabiana Barreda)

Artistas: Andy Mermet //

Última fecha

do

27

agosto / 2017

Dejanos tu opinión

También te puede interesar