¿Cómo dar cuenta de lo que pasa cada día y de lo que vuelve a pasar? Ver lo cotidiano, el paisaje cercano, eso que no interrogamos porque justamente lo vivimos sin percibirlo y queda en segundo plano.

Otro día, otras sombras, acerca la mirada a ciertas formas mínimas que se acentúan a la vista de una caminata, al instante en que se entretejen, al pensamiento en el aire. Caminar, dibujar y escribir tienen una similitud, cierto estado de introspección, meditativo y de tiempo paralelo.

Las líneas trazadas a pincel permiten pensar en lo que anuncia y todavía no es. La geografía deviene extraña en un mundo donde las cosas se revelan/rebelan y adquieren un nuevo significado o simplemente dan cuenta de su presencia, como constancia del tiempo apenas insinuado.

La familiaridad y la extrañeza se unen en un universo en movimiento, orgánico y voluble, volviéndonos a preguntar sobre cómo situarnos en ese lugar.

Texto de María Maggiori.

Artistas: María Maggiori //

Última fecha

vi

16

diciembre / 2022

Dejanos tu opinión

También te puede interesar