A fines del siglo XIX se asentaba en el barrio de la Boca el maestro y artista italiano Alfredo Lázzari, dando impulso inicial a lo que sería la “edad de oro” del arte boquense. Sus enseñanzas en la academia barrial Pezzini Stiattessi marcaron hondamente a quienes serían luego, adentrado el siglo XX, algunos de los grandes referentes del arte local.

Muchos artistas encontraron en estas orillas un ambiente propicio para la creación, y la bohemia que se respiraba en esta pequeña república, se veía reflejada tanto en el modo de vivir como en el modo de crear. Cada artista a su modo cristalizaba en obras la esencia de esa atmósfera tan particular, pudiendo verse reflejada en los efectos de luz sobre el río de Quinquela Martín, en los luminosos espacios interiores de J.L.Menghi, en las sublimes naturalezas muertas de F. Lácamera y en la intimidad de lo cotidiano como se puede ver en la obra Cocina Casera de E. Daneri.

Por otra parte, y no ajeno a esa bohemia, muchos artistas representaron en sus obras acontecimientos de la vida social y cotidiana: tradicionales celebraciones, bailes, procesiones religiosas y fervientes actos políticos, como así también la activa vida laboral del barrio.

En ésta exhibición de pinturas y grabados pertenecientes al patrimonio del Museo se alumbran algunos de éstos grandes artistas destinados a ser insignias del arte boquense del siglo XX.

Última fecha

do

3

mayo / 2015

Dejanos tu opinión

También te puede interesar