Dentro del boom inmobiliario global anida una tensión social pocas veces interrogada: miembros de una clase construyen un lugar que será habitada por otra. En la transición de la obra en construcción se recorta un pequeño escenario de conflictos, una superposición de los usos y las costumbres. Cualquier movimiento en falso amenaza con hacer estallar en pedazos los acuerdos tácitos. OBRA también alude a otro boom gemelo: la expansión de ese gastado lugar común que llamamos arte contemporáneo, territorio no exento de desequilibrios y luchas entrópicas. En este clima, artistas procedentes de dos catastróficas ciudades latinoamericanas, Federico Cantini y Sofía Durrieu de Buenos Aires, Bruno Baptistelli y Pedro Caetano de San Pablo, habitan de manera precaria esta zona en conflicto.

Artistas: Federico Cantini, Sofia Durrieu, Bruno Baptistelli, Pedro Caetano // Curador: Federico Baeza //

Última fecha

vi

28

abril / 2017

Dejanos tu opinión

También te puede interesar