Con motivo de celebrar su 25º aniversario, el Museo Xul Solar presenta un nuevo guion curatorial, realizado por Cecilia Rabossi, quien en la página del museo, explica:

Fue un gran honor y desafío repensar el guión curatorial del Museo Xul Solar. Desafío porque debía partir de un elenco de obras establecido por el propio artista, imaginando por él para un futuro museo. A partir de este enunciado, el guión buscó presentar a Oscar Alejandro Schulz Solari (1887-1963), Xul Solar, en su dimensión total integrando lo astrológico, lo espiritual y lo utópico. Y desde esos tópicos, la obra se presenta a través de una serie de núcleos temáticos: Lo astrológico, Lo espiritual; Espacios para vivir; Escritura plástica y Búsquedas musicales que permiten generar nuevos diálogos...

Xul Solar buscaba, por todos los medios, modificar los sistemas existentes de conocimiento para facilitar el aprendizaje, la comunicación y el entendimiento entre las personas. Estas reinvenciones de sistemas e instrumentos era una búsqueda permanente que, como afirmaba Jorge Luis Borges, lo llevo a trabajar en un “sistema de reformas universales”. Así creo dos lenguas (el neocriollo y la panlengua), una nueva escritura (grafías plastiútiles), transformo la anotación musical e instrumentos musicales (armonio, dulcitone, piano), modifico las cartas de tarot, el zodiaco, el I Ching, el ajedrez (panajedrez), sustituyo el sistema decimal por el duodecimal, imagino ciudades futuras, etc.

Textos Núcleos Temáticos

Lo astrológico, lo espiritual En 1924, en París, se produce un encuentro trascendental, Xul conoce al ocultista inglés Aleister Crowley quien le transmite el método para lograr sus visiones que debían registrarse meticulosamente en un diario. Es así, que Xul Solar escribe San Signos, un libro de “símbolos”. Los hexagramas del I Ching serán, como plantea Patricia Artundo, “los que constituyen el medio de acceso y de contacto con los seres que pueblan esos mundos superiores: dioses, ángeles y genios capaces de introducirnos a verdades no reveladas”. Lo astrológico y metafísico atraviesa todos los planos de su producción. Crea nuevas cartas de Tarot, realiza cartas astrales y horóscopos, imagina Pan-trees a partir del árbol de la vida de la cábala, concibe un teatro para adultos, concreta el pan-ajedrez, un juego astrológico que se convierte en soporte de muchas experiencias: construir palabras, desarrollar ideas, estructurar poemas, formar temas musicales permitiendo infinitas combinaciones.

Espacios para vivir La arquitectura y la naturaleza transformada en espacios habitables fueron fuente de reflexión a lo largo de su vida. En 1959-1960, teorizó sobre la ciudad futura en un texto donde cruzaba los adelantos tecnológicos con la idea de ciudad del futuro. Esta idea ya había sido representada en su obra de 1936. Ambas piezas surgieron en un contexto concreto, el paso del Zeppelín por Buenos Aires (1934) y el lanzamiento del Sputnik I y II (1957) que activaron la idea de esta ciudad, autosuficiente, que mitigaría los problemas de superpoblación y que contemplaría todas las necesidades del hombre. Xul la imaginaba como una ciudad:“…que cualquier día podría presentarse sobre el horizonte, asomarse por entre las nubes … es decir una villa que flote, derive o navegue por los aires, una villa volante…”.

Búsquedas musicales La musicóloga Cintia Cristiá definió a Xul Solar como un “músico visual” al lograr fusionar la música y el lenguaje plástico en un mismo “gesto creador”. Entre 1912 y 1925, Xul introdujo en sus pinturas el ritmo. Luego, se dedicó a la transformación de la anotación musical (cambios en la forma de las notas, la armadura de clave, hexagramas) y de los instrumentos (un piano, el dulcitone y el armonio) con lo que buscaba facilitar el aprendizaje. En la década del 40, Xul realizó obras que pueden tener una lectura musical específica y que Cristiá organizó como “grafías musicales”, “polifonías visuales” y “traducciones pictóricas”. En ellas, Xul investigó “los códigos de los signos musicales, el lirismo de las melodías, el suave movimiento armónico, la génesis de las formas musicales y el poder mágico de la música”.

Escritura Plástica Desde 1958, Xul se centró en las grafías, un entrecruzamiento entre la pintura y la escritura donde el mensaje es, mayoritariamente, religioso o moral y que precisa del espectador que pueda descifrarlo. Los textos-pinturas están escritos en neocriollo, reciben el nombre de “plástiútiles o pensiformas” y son verdaderas escrituras plásticas o pictórica con los que construye obras legibles. se identificaron seis sistemas: 1. Geométricas (formas geométricas planas); 2. bloques de letras; 3. Guardas (guardas con motivos geométricos); 4. Cursivas (escritura taquigráfica o jeroglífico); 5. vegetales (palabras o silabas representadas por plantas) y antropomórficas o zoomórficas y 6. retratos-grafías.

Artistas: Xul Solar //

Próximas fechas

vi

21

sa

22

ma

25

mi

26

septiembre

Museo Xul Solar
188

Laprida 1212

Martes a Viernes
12:00 - 20:00
$10, $30, $60 ARS

Dejanos tu opinión

También te puede interesar