La murga interpreta a un grupo de vecinos que se va del barrio en el que viven, creando una nueva sociedad, que se construye a partir de basura y desechos reciclados. En “La Ciudad de la Transa” estará también el motor de su crítica; a la cotidianeidad, a los valores que se pierden, el carnaval y los propios murguistas.

También se hablara´ de “Los sueños y la Realidad”, poniendo un énfasis en aquellas cosas que idealizamos, que soñamos, pero que realmente no son como las vemos. Un giro reflexivo para repensar la forma en que percibimos nuestra existencia y la del mundo que nos rodea.

El final es una despedida a “Los Faros”, una metáfora a esas personas que nos guía, que pasan por nuestra vida y nos marcan el rumbo acompañando nuestro camino. Como es costumbre, la estética de la murga se caracteriza por un vestuario llamativo y una fuerte puesta en escena que se combina con un coro contundente y destaques de voces solistas. La característica bajada final entre el público, les permite a los espectadores mezclarse con los artistas y poder cantar junto a ellos sobre el final de la obra.

Última fecha

sa

23

febrero

Dejanos tu opinión

También te puede interesar