La original Masacre de Texas (1974) sacudió el género en los ’70 por su salvajismo despiadado, inédito hasta entonces en la historia del cine.

No carecía de humor pero se trataba de un humor extremadamente incómodo, que sólo parecían disfrutar los siniestros protagonistas. Cuando su director encaró esta secuela, el género se regodeaba en la más explícita autoconciencia y por lo tanto el tono fue muy otro, hasta el extremo de que el resultado puede pensarse más como una variación con los mismos personajes que como una auténtica segunda parte.

No deja de ser bastante asombroso que su guionista fuera L. M. Kit Carson, el guionista de París, Texas.

Dirección: Tobe Hooper //

Última fecha

sa

24

septiembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar