A lo largo de los siglos y luego de la aparición del cristianismo en la historia, se creía que Belcebú, Mefistófeles o Satanás era una entidad externa al hombre que ejercía el mal desde el más allá, aprovechándose de las debilidades de los mortales. Las barbas de mandinga nos muestra cómo el Misto está entre nosotros, cerca, demasiado cerca. Esta Varieté ironiza este pensamiento con manifiestos, monólogos y sketches, mientras la música ocupa un lugar fundamental como elemento narrativo abordando climas dramáticos, poéticos y humorísticos. Tanto las escenas como las canciones están orientadas hacia una fuerte crítica sobre "la hipocresía del hombre de hoy”… Cuidado señor espectador!!! El Diablo metió la cola.

Dirección: Claudio Gallardou //

Última fecha

do

2

diciembre / 2018

Dejanos tu opinión

También te puede interesar