Hay lugares que le dan a la ciudad ese toque característico y esa cosa única. La confitería La Giralda es uno de los pocos lugares que no fue refaccionado desde sus comienzos, y tiene esa impronta clásica y barrial.

Ofrecen churros con dulce de leche irresistibles con chocolate caliente y café delicioso. Un clásico de capital federal a la hora de querer degustar los churros característicos de Buenos Aires.

Última fecha

do

30

septiembre / 2018

Dejanos tu opinión

También te puede interesar