Como una historia de incomunicación y desencuentros se nos presenta “Los hermanos queridos”. Quizás como la languidez de un tango que taconea en el aire porteño una noche de verano.

Y en este marco, somos testigos de la crónica de dos hermanos, Pipo y Juan, que transitan un largo conflicto personal y que se han dejado de frecuentar hace tiempo.

Sin importar el porqué, el rencor los ciega y esquivan el perdón, más allá de su eterno lazo afectivo.

Serán entonces Zule y Bety, sus parejas quienes intentaran reunirlos organizando una cena en la casa de uno de ellos, como un primer gran gesto para abrir las puertas hacia una nueva relación, sin enconos, sin elipsis del alma.

Llegarán a ese encuentro también, otras visitas inoportunas: Alicia, hija de Juan y Bety; que remarca una tirantez constante con su padre e intenciones personales; y Agustín, un viejo amigo de Pipo que viene a recuperar una relación perdida.

Todas estas historias cruzadas confluyen en un canón de palabras, en rictus aciagos y sobretodo, en silencios… de esos que duelen.

Una confusión del lugar de la reunión, hará que este encuentro se postergue o no se dé jamás; y es ahí donde esta historia, con aire de melodía tanguera, nos dejará sentados, en el cordón de la vereda, mirando nuestra propia vida.

Autor: Carlos Gorostiza // Actores: Sergio Bermejo, Carlos Berraymundo, Mario Caceres, Natalia Furchi, Giuliana Regazzoni, Sandra Veiga Méndez // Dirección: Sergio Bermejo // Escenografía: Nicolás Bustamante // Vestuario: Tedrys Teatro , Sergio Bermejo // Música: Sergio Bermejo , Musicalización: Nicolás Bustamante //

Última fecha

sa

24

septiembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar