Owen es un pibe de barrio humilde que se enamora de Micaela cuando la ve en la puerta de su colegio mientras vende medias. Ella al igual que su ex novio Valentino pertenecen a esa realidad de la clase alta donde obtener lo que se desea no suele ser un problema.Cuando el encuentro inesperado finalmente sucede, el ex novio promete vengarse de la reciente pareja enamorada.

Ambos mundos comienzan a vincularse: el barrio humilde y el barrio cerrado, barrios al fin. Eso hizo que Valentino pueda conocer a Yani, hermana adolescente de Owen y por despecho la seduce. Los prejuicios y los sentimientos se confunden. El deseo, acerca; pero las diferencias de clases hacen que el destrato, la violencia y la falta de comprensión sean la forma de comunicarse. La prostitución, la peluquería y tirar currículums no salvan. Porque las posibilidades no son justas. ¿Lo que quieren las wachas es siempre lo que quieren?

El deseo, el placer, la violencia, y el miedo a lo distinto. Decisiones apresuradas e inconsciencia marcan el destino, si lo hay. El descontrol juvenil en fiestas hace posible el encuentro que casi siempre termina en llanto. La narración hace, además, énfasis en la discriminación que existe en nuestro país y la intolerancia devenida en agresión originada por la situación económica, raza, género y vestimenta. Se mezclan los sentimientos y las diferencias.

Los prejuicios, los mandatos y lo clandestino. Perder la vida se vuelve una posibilidad. Cumbias, baladas, sintetizadores y bombos. Poesía que metaforiza y tristeza cruda del lenguaje componen las letras que no dejan escapar la imaginación... porque hay cosas de las que no se puede escapar.

Autor: Mariana Cumbi Bustinza // Dirección: Catalina Jure , Mariana Cumbi Bustinza // Escenografía: Agustín L. Addesso // Iluminación: Gustavo Lista // Vestuario: Mariana Cumbi Bustinza // Coreografía: Mariana Cumbi Bustinza, Catalina Jure // Música: Facundo Salas, Diego Domizi //

Última fecha

sa

23

julio

Dejanos tu opinión

También te puede interesar