Todos los tópicos del cine político aparecen llevados al paroxismo en este film muy incorrecto. Ferrara compendia con verdadera vocación sensacionalista las más conocidas atrocidades impulsadas por la política exterior norteamericana, las pone en escena de un modo curiosamente desinhibido (cualquier otro realizador hubiera dudado antes de poner a personajes históricos como Kennedy o el Ché en la misma ensalada), y las denuncia con ferocidad.

A su favor tiene una imaginación desbordante, que le permite crear con esa materia varias imágenes inolvidables y hasta proféticas, como la del epílogo en que mana sangre del World Trade Center. Un film inolvidable, no apto para estómagos sensibles.

Dirección: Giuseppe Ferrara //

Última fecha

do

1

mayo

Dejanos tu opinión

También te puede interesar