La verdad escénica es el rasgo singular que imprime el actor en su trabajo. Es la certeza de lo irrepetible que sobrevuela toda la escena. El seminario se propone una actualización del trabajo del actor sobre sí mismo; su cuerpo como territorio, su emocionalidad al servicio de la escena, su relación con el otro, con el espacio y con la obra. También se propone indagar sobre lo falso, la falsificación, el artilugio. Sobre lo que se oculta y fascina a la vez. La actuación como truco de magia. El arte es una mentira, una mentira que nos hace descubrir la verdad.

Profesora: Lautaro Delgado

Última fecha

ju

30

agosto / 2012

Dejanos tu opinión

También te puede interesar