Se trata de las Obras – Proyecto de Juguetes que Benedit comienza a realizar en 1973 paralelamente a la construcción de sus hábitats para animales vivos, marcando el regreso a la práctica pictórica del artista. Inicia este período con dibujos de insectos realizados como un plano arquitectónico para ser reconstruidos como un juguete. A partir de 1977 usa la misma metodología con los dibujos de Tomás, su hijo de entonces 5 años. Siguiendo la disciplina arquitectónica, la fuente original (el dibujo infantil) es transformada por el artista en un plano. Desarma la figura en elevación, corte y perspectiva y la representa en escala para la realización de un futuro objeto. Es un sistema operativo de base conceptual que el artista usa en sus trabajos posteriores. La muestra abarca este período de ocho años (1973-1981) y está dividida en diferentes secciones que comprenden los intereses de Benedit. Los dibujos de Tomás (monstruos, King Kong, personajes), Artefactos Móviles (autos, aviones), La serie de la Guerra (tanques, submarinos, soldados) y Herramientas (rastrillos, martillos). Con un estilo que define su práctica artística, Benedit toma recursos del comic, la ilustración gráfica y el pop art.

Presentamos esta muestra 37 años después de su única exposición en Buenos Aires y luego de haber sido exhibida en museos y galerías de Japón, Estados Unidos, Polonia, Alemania, España, Rusia, México y Uruguay. Debido a la importancia que la iconografía infantil y el juguete ocupan en el arte actual resulta interesante volver a poner en contexto este período de Luis F. Benedit que hoy es paradigmático en el arte contemporáneo.

Última fecha

vi

16

octubre / 2015

Dejanos tu opinión

También te puede interesar