Para ingresar en un mundo de destrezas y equilibrios, con el ejercicio de la parada de manos o verticales, una práctica divertida, desafiante y muy completa como actividad física.

Se trabajará de manera individual y grupal hasta mantenernos en equilibrio sobre nuestras propias manos, cada uno a su ritmo. Fuerza, atención, concentración, conciencia corporal y elongación son algunos de los recursos a desarrollar en este taller. Las clases constan de una entrada en calor general donde el cuerpo se pone a disposición, un momento de desarrollo de la técnica y un momento de relajación.

Docente: Fernando Rosen //

Protagonistas

Última fecha

mi

24

febrero / 2016

Dejanos tu opinión

También te puede interesar