Un recorrido por los últimos veinte años del cine argentino desnuda una heterogeneidad de estilos y propuestas fílmicas que quizá concuerden en un punto: evitar la alegoría como sentido primordial. Desde las primeras películas de Raúl Perrone, Martín Rejtman y Adrián Caetano hasta hoy, el impulso cinematográfico argentino parece sustentarse ante todo en un efecto de realidad que se imponga a lo simbólico. Tanto en las producciones de mayor presupuesto como en las más austeras y minimalistas, la idea es apegarse a una materialidad que sea el fundamento primero de esos relatos. Este taller se propone revisar la producción de los realizadores más significativos de esta prolífica época donde nuevos modelos de producción, condiciones técnicas favorables, escuelas de cine y la suma de voluntades rupturistas transformaron el panorama del cine local.

Dictado por Pablo Klappenbach.

Última fecha

vi

26

abril / 2013

Dejanos tu opinión

También te puede interesar