Tres criminales temibles escapan del presidio y se refugian en casa de una familia de clase media a la que toman de rehén. Como en muchas oportunidades durante su larga carrera, William Wyler supo extraer todo el potencial dramático de la concentración narrativa que le ofrecía la obra teatral original de Joseph Hayes. El gran Humphrey Bogart, que en los años inmediatamente previos había logrado demostrar su capacidad para interpretar personajes complejos (El tesoro de la Sierra Madre, La reina africana), volvió en esta oportunidad a componer un villano absoluto, como los que le habían conquistado una primera fama en los años treinta.The desperate hours, Estados Unidos, 1955, 112'.

Última fecha

do

7

julio / 2013

Dejanos tu opinión

También te puede interesar