Hasta agotar existencias (Ensayando para que la muerte de mi madre no me pille desprevenida)

Vivo con la idea recurrente de que mi madre va a morir en cualquier momento y sin previo aviso y de que, llegado el día, no tendré con que vestirla. Hacia su apariencia enfoco mi atención (y desvío mi pánico): se que nada de lo que le ponga le hará justicia, pero ella ya no estará allí para llevarme la contraria o para protestar.

Estará a otra cosa.

No estará ella, estará una cosa; un cuerpo con el que me relacionaré de otra manera y al que le podré hacer un montón de virguerías, lo que no se le hace a una madre cuando está viva: retorcerla, estrujarla, olisquearla, cosquillas, pellizcos.

Pero a una madre muerta si se le podría hacer, ¿no? Muerta no se queja.

Autor: Verónica Navas Ramírez // Escenografía: Oriol Corral // Iluminación: Oriol Corral // Producción: Institute Del Teatre //

Próximas fechas

mostrar fechas

do

9

lu

10

febrero

Timbre 4
273

Av Boedo 640

domingo 9 lunes 10
18:45 21:00
$450 ARS $450 ARS

Dejanos tu opinión

También te puede interesar