La exposición está dedicada a la memoria del Arq. Ricardo Blanco, el gran maestro de Grupo Bondi, quien los impulsó desde el comienzo de su carrera. La muestra “La vida es dura pero no tanto” título que alude con ironía al artificio y a la ilusión de sus propios diseños, es curada por el gran artista pop Edgardo Giménez (Santo Tomé, Santa Fe, 1942), un artista visual argentino que adquirió notoriedad durante el movimiento pop y en su paso por el Instituto Di Tella, e incursionó en el campo de la arquitectura, el diseño gráfico, el diseño de interiores, los objetos y la indumentaria. La exhibición plantea como eje curatorial el énfasis en el humor y el despojo de todo tipo de solemnidad como modo de exhibir obras; algo que Bondi intenta desterrar continuamente. El artista reivindica el humor y la alegría como dos elementos que suelen estar ausentes en el diseño, y sostiene que si el espectador no toma la misma posición humorística a la hora de ver estos diseños, no podrá disfrutar de la complicidad que la obra propone. Bondi nos induce a crear un sistema de alianzas, de goce y asociación mientras nos susurra al oído que para entrar en el mundo de fantasía hay que confiar y creer. Edgardo destaca la conducta del grupo a la hora de producir como un acto de valentía, yendo hasta las últimas consecuencias de este humor. El Curador señala en esta exposición el elemento kitsch como un rasgo fundamental en el trabajo del grupo, y él mismo define a Bondi como “una niña cargada de sorpresas”. La sorpresa es un eje rector de estos diseños: uno cree que es una cosa, pero se acerca y es otra. En la sala inicial se hará una introducción con una estética pop publicitaria llevada al extremo, y hacia el final habrá una instalación casi surrealista realizada con los bancos Capa. La exposición estará estructurada en tres partes: inicialmente, a modo de introducción publicitaria se verá una presentación general con todos los diseños; luego habrá instalaciones complejas desarrolladas para mostrar cada diseño particular; y finalmente la escena surrealista que contrapone el mobiliario con una estructura medieval propia de las colecciones del MNAD.

Última fecha

do

9

diciembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar