*Leo Marino Épica del Borde.

Épica del borde cuenta la vida en el Conurbano, donde no fluye, o fluye poco: se hace camino a los codazos, forzando la máquina, viviendo dí a día. Es épica.

Vida de zapatillas sucias, inteminable espera en la parada, trenes apretados, escuelas simples, casas sin revoques lindando con el campo, autos más viejos que los conductores, humo de fogatas clandestinas, tanques de agua plásticos peleando con cables, saltos y pasos entre charcos, pozos eternos y basura aplastada, calles sin cordón, perros sin dueño, bicicletas con barro, autos con parlantes en el techo, casas con parlantes en la vereda, inflables en la calle, edificios bajos, altos centros comerciales, boulevares y rotondas con palmeras enfermas de tristeza y smog.

Las fotografías de Leo Marino son silenciosas aunque atiborradas de gritos y sonidos. Gritos que aluden a la injusticia y la exclusión. Paisajes casi desiertos. Muy pocas personas las habitan, sin embargo su presencia es imponente, en los colores y en las palabras, pintadas, dibujadas, insinuadas. Humor, reclamo, ingenio, estrategia y rebusque, dice Eduardo Gil.

Última fecha

sa

29

septiembre / 2018

Dejanos tu opinión

También te puede interesar