En el texto curatorial de esta exposición que pone en diálogo parte de la obra de los fotógrafos Harry grant Olds y de Alfredo Srur, Ariel Autier escribe:

"A mediados de 1899, el fotógrafo norteamericano Harry Grant Olds parte a bordo del buque Buffon con rumbo final a Valparaíso, Chile, lugar donde había decidido trasladar sus labores fotográficas. Unos meses antes decide vender su estudio fotográfico de Mansfield en el estado de Ohio -lugar donde se sentía absolutamente menospreciado- para dirigirse a Sudamérica con su cámara de 4×5 pulgadas y algunas placas que utilizará en el viaje. Tras una breve y problemática estadía chilena, en el 1900, Olds cruza los Andes para intentar establecerse en Buenos Aires, ciudad que ya no abandonaría hasta su muerte, 43 años más tarde.

Es en Argentina entonces, donde comienza a desarrollar lo que él llamaría su “colección general”, un archivo de negativos en placas de vidrio de 20x25cm, con tomas de vistas, tipos y costumbres locales (monumentos, plazas, edificios históricos, oficios, vendedores ambulantes) que realizaba a veces por encargo, a veces en expediciones personales que lo llevaban a extraños y hasta recónditos lugares de la Argentina de comienzos del siglo XX. Especie de foto-reportajes antes de que siquiera existiera tal género, cuyo destino final podía consistir en aparecer en las revistas ilustradas de la época o ser publicadas en forma de postales fotográficas.

Fue una de esas primeras expediciones la que llevó a H.G. Olds en 1901 a lo que entonces era un apartado rincón de la ciudad de Buenos Aires, la quema de basura en los bajos del barrio de Flores...

... Más de un siglo más tarde, esa zona del bajo Flores se ha convertido en una de las villas miserias más populosas y conflictivas de la ciudad de Buenos Aires, repleta de miles de “casillas” tanto o más precarias que aquella fotografiada por Olds. Alfredo Srur, también fotógrafo, transita por esos lugares desde hace más de una década y media. Su documentación fotográfica lo ha llevado a recorrer esos márgenes, a conocerlos como pocos, a habitarlos, prácticamente a hacerlos parte de su propio cuerpo. Sus trabajos sobre la sociedad, la juventud, el sexo, la violencia y la familia se ubican en las antípodas de cierta aproximación cuasi turística que podría imputársele a algunas formas del fotorreportaje. Los lazos, las conexiones íntimas con los espacios y con las personas que los habitan son vitales para Srur, para sus proyectos fotográficos. Sus imágenes podrían ser consideradas como los auto-retratos de sus obsesiones.

...Srur busca a Olds, dialoga con él, lo homenajea y se lo apropia. Dice que quiere entenderlo, pero lo que quiere es calzarse sus zapatos, convertirse en él, en la imagen que tiene de ese otro, en su sombra, en su doble. Amplía esas imágenes de otra era, rastreando lo invisible; las re-encuadra. Busca entrar en esas imágenes, deslizarse a través de esas fisuras que se producen en los bordes del vidrio. Un juego de espejos y de reflejos que surcan el espacio-tiempo, todo a través de esas extrañas superficies que convenimos en llamar fotografías.

El proyecto Espejos de Plata, Olds/Srur, una alianza entre CIFHA (Centro de Investigación Fotográfico Histórico Argentino) y FoLa (Fototeca Latinoamericana), es la puesta en escena de este diálogo entre dos fotógrafos a los cuales los separa un siglo, pero los unen sus deseos, sus formas de acercarse al medio y a las cosas. Los resultados de un diálogo entre dos autores, dos mundos, dos épocas, dos miradas que juntan y mezclan más de 140 años de historia fotográfica."

Artistas: Harry Grant Olds, Alfredo Srur //

Última fecha

do

4

marzo / 2018

Dejanos tu opinión

También te puede interesar