Tres jóvenes artistas presentan dos propuestas diferentes pero tal como lo dice el título de la exposición llevan de “la inocencia a la ironía".

Nicolás Hernandorena y Cielo Mejías, joven pareja tandilense, pintura él, escultura ella, presentan una obra sólida y profundamente poética. El trabajo de ambos tiene algo en común, y eso puede definirse sin duda como una obra que refiere a la ilusión, a la inocencia, y como dice Hernandorena: “Un gesto minúsculo, un instante baldío que sin embargo cambia todas las posibilidades. Un hilo invisible, entrañable, que conecta las fibras de nuestra esencia”.

Juan Gavras Quintero vive y trabaja en Mendoza donde desarrolla una obra que gira en torno a la interacción entre la tecnología y el hombre, la ciencia y la mecánica. Pasea por las chacharitas en busca de elementos industriales, relojitos de presión, carcazas de ventiladores, bocinas, resortes, tuercas, etc. Los cuales irá ensamblando en su taller de metal, madera y costuras. Inspirado en Tim Burton, se define así: “Vengo de la escuela donde aprendí a mirarme, a mirarnos y encontrar al humano, por eso juego con los anhelos y la ironía, con los fetiches de la prosperidad o las evoluciones…”

Última fecha

lu

11

mayo / 2015

Dejanos tu opinión

También te puede interesar