Una charla con el público donde Pepe Soriano relata parte de su vida y realiza representaciones de algunos fragmentos de sus interpretaciones en diferentes obras a lo largo de su carrera.

La nostalgia, el desarraigo, el paso del tiempo, la locura y la pasión incondicional por el oficio son algunos de los temas que recorren la obra (Ojalá que como el trigo, sepamos ser pan un día, dice su intérprete) invitando a la reflexión, la comprensión y la emoción a los espectadores que, desde hace más de 40 años, acompañan a Soriano y mantienen vigente su creación teatral, con la cual él regresa periódicamente a escena.

Con una silla, una guitarra y un puñado de historias para compartir, este unipersonal recorre los escenarios de Argentina y el mundo desde 1975, cuando vio la luz de la mano de Pepe Soriano en un café concert de Rosario, provincia de Santa Fe. Desde entonces, ha recorrido los escenarios de Europa, América Latina e Israel.

A lo largo de la obra, con el espectador como invitado y testigo silencioso, los personajes inspirados en la infancia de Soriano se entremezclan con relatos sobre compañeros de escena que a lo largo de los años trabajaron junto al querido actor, tanto en el escenario como en la pantalla.

Actores: Pepe Soriano // Dirección: Pepe Soriano //

Última fecha

do

27

mayo / 2018

Dejanos tu opinión

También te puede interesar