Dice Norman Briski, director de la obra: Es la historia de un hombre que genéticamente nació para creer que el mundo debería ser distinto. Con su trayectoria como intelectual se da cuenta que no es suficiente con eso, que nada es suficiente, ni siquiera la violencia. Las vicisitudes que transita son únicas, con singularidades muy argentinas. El barro se subleva tiene la intención de contar una historia de aquellos que piensan que puede haber un cambio social revolucionario.

Última fecha

lu

26

septiembre / 2016

Dejanos tu opinión

También te puede interesar