En una hora de juego se puede conocer más acerca de una persona que en un año de conversación". (Platón)

Tres parejas de amigos se reúnen para jugar a “Dígalo con mímica”. Ésta rutina es para ellos un ritual donde comen, beben, se ríen y juegan.

En el desarrollo del juego aparecerán conflictos solapados entre los protagonistas, quienes para evitar la ruptura de sus respectivas relaciones evaden sus propios deseos. Pero finalmente una mentira hará aflorar la verdad.

Los personajes se plantean…¿el amor es aguantar al otro sin resentirse o es obrar con libertad?

Última fecha

do

28

noviembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar