Abordaremos la relación entre Deleuze y el terrorismo de Estado en la Argentina a través de la hipótesis formulada por Guadalupe Deza: de qué manera el problema de la memoria puede ser reformulado y alejado de los “falsos problemas” que lo rodean a partir de la ontología deleuziana, y por qué además debe serlo, a la luz de la ola de negacionismo que, en sintonía con los procesos reaccionarios regionales y globales, asolan nuestras tierras. Para ello, la hipótesis es que es necesario repensar qué es la Memoria, y cuáles son algunas de las falsas concepciones de la misma que nublan el debate. Repensar el sentido de la “memoria” (uno de los valores claves del reclamo de los organismos de derechos humanos) no quiere decir poner en duda los trágicos hechos que marcaron la historia Argentina (y Deza dedica un capítulo de tus tesis doctoral a su raconto) sino llevar el debate al plano con mayor sentido: el de de la lucha por la justicia social. Para construir una nueva concepción de la Memoria, la figura de Deleuze tiene la mayor de las relevancias. La Memoria puede ser repensada en el marco de la tríple síntesis del tiempo de Diferencia y repetición: como rememoración de un antiguo presente, como inmersión en el pasado puro y como apertura del futuro del eterno retorno. La comprensión de esta enigmática “tercera síntesis del tiempo” permitirá asomarnos a los conceptos fundamentales de la ontología deleuziana: la Idea y la intensidad. Nos sumergiremos en la negra noche del fondo virtual plagado de Ideas oscuras y distintas y luego emergeremos a las luces engendradas por los pliegues de la intensidad que dan cuenta de los procesos de individuación. Ese recorrido nos permitirá finalmente, pensar los procesos de subjetivación individual y colectiva: los que actuaron para que el terrorismo de Estado fuera posible, como aquellos que nos permitan avizorar un tiempo donde la memoria , la verdad y la justicia sean sinónimos de políticas perennes de justicia social en la Argentina.

Disertantes: Dr. Julián Ferreyra //

Última fecha

sa

23

marzo

Dejanos tu opinión

También te puede interesar