El Museo de la Ciudad presenta los elementos de la Donación Díaz Tieghi y otros de la propia colección, para contar, a través de un centenar de piezas, gustos, modas y tendencias en la decoración edilicia de 100 años atrás.

Los edificios de la ciudad construidos entre fines del siglo XIX y primeras décadas del XX, exhiben –además de una diversidad de estilos- una serie de elementos decorativos en fachadas e interiores de variados tamaños, formas y materiales.

Ménsulas, balaustres, cornisas y claves son algunos de los ornatos que arquitectos y constructores de la época utilizaron para decorar y realzar entradas, balcones, frentes y remates, tanto de edificios públicos como de aquellos destinados a oficinas y viviendas.

Estos elementos decorativos no solo distinguen y embellecen construcciones, sino que también constituyen una parte importante del patrimonio de la ciudad, de su historia y de su cultura.

Última fecha

ju

31

octubre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar