de-formas // Exhiben Carla Gimbatti y Natalia Abot Glenz

Carla Gimbatti y Natalia Abot Glenz, crearon en de-formas, códigos espaciales para que el espectador decodifique a medida que recorre el espacio expositivo. La diversidad de los materiales y de las formas escultóricas expuestas invitan a comprender que somos una masa, un cuerpo tridimensional en un espacio. Sin embargo, la clave y la riqueza de la propuesta es entender que el espacio puede no ser un lugar real o lógico dentro del cual las cosas están ubicadas, sino un ambiente en donde la posición de los objetos es posible, y que nuestra relación con lo circundante tiene el poder de alterar nuestra percepción.

En de-formas, las artistas trabajan con diversos materiales creando esculturas que invitan a pensar cuál es la relación que establece un cuerpo orgánico con la idea de movimiento, a cuestionarnos si hay un orden intrínseco en los objetos y cuál es la relación existente entre la naturaleza y los humanos.

Natalia Abot Glenz abordó el universo del movimiento a temprana edad a partir de la danza. Esto le permitió comprender la espacialidad desde su propia corporalidad, gesto que traslada a sus esculturas de diferente formato y materialidades. Su maestría corporal y su lenguaje parecen no tener límites. Una de las características más interesantes de su trabajo, es cómo logra a partir de su habilidad plástica, transformar materiales de procedencia industrial (sólidos, pesados y robustos) en obras con movimiento constante, livianas y etéreas.

Por su lado, Carla Gimbatti presenta Cuerpos Magnéticos, una serie que nace de interrogar la relación que existe entre la naturaleza y nuestros cuerpos. Influenciada por diversos paisajes, la presencia de sus esculturas en sala crea visiones de rocas, huesos, estructuras con flexibilidad, atracciones, espacios, vacíos, luces, sombras, movimientos y quietud. Cuerpos Magnéticos es una obra dinámica donde cada pieza refleja la individualidad del objeto; y a su vez cambia la percepción cuando entran en relación con las demás. La obra nunca es la misma, dependiendo el espacio en el que se encuentre se adapta y re-configura, se decodifica.

En ambos casos, la luz, es un componente esencial de sus trabajos, a partir de un juego de luces y sombras, sus obras adquieren una dimensión espacial y temporal única.

De-formas, resalta una de las principales características de la escultura: el gesto de trabajar con diversos materiales expandidos en el espacio físico del espectador. Las artistas tienen la habilidad de experimentar con materiales poco convencionales que dan una impresión de liviandad y buscan un punto de contacto con el observador donde a partir de la metáfora de lo formal es posible reflexionar y decodificar su propia presencia física en un aquí y un ahora.

Irene Gelfman

Artistas: Carla Gimbatti, Natalia Abot Glenz //

Última fecha

vi

3

junio

Dejanos tu opinión

También te puede interesar