“Gracias por los objetivos cumplidos, vamos por más desafíos”

Vení a quemar tu Daruma para agradecer el anhelo, meta u objetivo cumplido…

El Daruma es el amuleto japonés para alcanzar la metas, deseos u objetivos. Para Japón es muy importante despojarse del Daruma con los objetivos cumplidos. Las dos costumbres son: depositarlos en los templos budistas o quemarlos para que el humo y el fuego eleven su espíritu en agradecimiento por su apoyo para concretar nuestras metas. Para proponerse nuevas metas es fundamental despojarse del Daruma que ya cumplió su función y adquirimos o conseguimos uno nuevo.

El Daruma es un típico amuleto japonés que suele regalarse para fijar objetivos. Esta tradición tiene su centro en el templo de Daruma en el monte Shorizan, prefectura de Gunma. Allí se honra la memoria de Bodidharma (Daruma), un maestro zen que pasó nueve años sentado sin moverse en meditación profunda dentro de una cueva. Todo un modelo de autodisciplina y perseverancia. Cada 6 y 7 de enero se celebra el festival que lo honra y puede encontrarse miles de estos pequeños muñecos. Su forma y su tendencia a recuperar el equilibrio simbolizan la perseverancia y el esfuerzo continuo.

La tradición dice que debes pintarle un ojo izquierdo mientras pides un objetivo y se debe pintar el otro ojo cuando el objetivo se haya cumplido. La suerte se te desea para conseguir pronto el propósito, no para que no hagas el esfuerzo. Durante muchas generaciones fue usado para pedir por una buena pesca o cosecha, pedir por salud y bienestar. Actualmente suele regalarse en año nuevo, cumpleaños, al comienzo de algún nuevo proyecto, etc.

NANA KOROBI YA OKI Si siete veces tropiezas, 8 te levantarás. Es la idiosincrasia del pueblo japonés del no rendirse jamás. De renovar constantemente nuevas metas y desafíos.

Actividad incluida en el valor de la entrada.

Última fecha

sa

8

diciembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar