Cooky está enamorada, enamorada del amor. Ella vive en su mundo fantástico y busca a su “príncipe azul” entre las personas del público.

Ella es romántica y juega, como juegan los niños, con la idea de encontrar al amor de su vida pero la situación se ve afectada por la presencia de otros elementos que la distraen de su cometido.

Como cuando descubre un pequeño piano de cola que la invita a tocar melodías de amor, olvidándose de su príncipe, a quien dejó a mitad de camino.

Última fecha

do

8

marzo

Dejanos tu opinión

También te puede interesar