Iconografía popular, simbolismos, potreros que no ceden a la construcción de edificios, estructuras de antaño que hoy son pertenencia, y hasta imágenes que rozan el surrealismo.

Fernando Di Francesco hace foco donde las luces de la gran ciudad no se ven ni en puntas de pié. No por capricho, sino porque no las necesita. Elige que las imágenes se iluminen con el brillo propio que irradia el Conurbano. Un Conurbano inconmensurable que crece, muta, resiste y se reinventa constantemente.

Se conocen las desigualdades de este territorio, zonas apartadas por muros y seguridad privada, pero aquí el paisaje retratado es la senda de los que salen a pelear el día a día. Un paisaje que parece morir de noche, pero que vuelve a nacer al alba, como el pan que buscan al andar sus habitantes.

Artistas: Fernando Di Francesco //

Última fecha

do

27

febrero

Dejanos tu opinión

También te puede interesar