Muchos mensajeros que llegan a la Tierra desde el espacio exterior no pueden verse con nuestros ojos. Un claro ejemplo son los rayos cósmicos galácticos. Estas partículas son originadas en los confines de nuestra galaxia, viajan a través del medio interestelar y del medio interplanetario de nuestro sistema solar, logran penetrar el escudo geomagnético e impactan en nuestra atmósfera produciendo partículas sub-atómicas que pueden llegar hasta la superficie terrestre.

En esta charla les contaremos cómo y por qué podemos observar desde la Antártida a estas partículas, a través del análisis de señales ultra-rápidas que duran menos que la inimaginable millonésima fracción de segundo. Estas observaciones son llevadas a cabo desde un laboratorio que nuestro grupo montó en la base Marambio en 2019, y desde entonces registra señales que permiten observar estos rayos cósmicos de origen extra-terrestre. También mencionaremos cómo se vinculan estas observaciones con las tormentas solares, con meteorología del espacio, y cómo pueden usarse para inferir la presencia de nubes interplanetarias.

Docente: Dr. Sergio Dasso, Adriana M. Gulisano, Omar Areso, Lucas Rubinstein //

Última fecha

vi

30

septiembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar