Argentina. Años 90. Fiorella y Cinthia son cajeras del supermercado Caribe. Una tarde, en el horario de descanso, bajan al depósito del establecimiento para fumar a escondidas.

Mientras encienden un cigarrillo, conversan sobre su fin de semana y una de ellas confiesa tener pensamientos apocalípticos. Cinthia, está preocupada ya que se enteró que el señor Sacripanti, marido de la dueña del súper, ha quebrado su farmacia y que varias de las cajas se encuentran allí.

En medio del caos, comenzarán con su rutina diaria de burla hacia la señora Sacripanti, quien las maltrata y las explota, las enoja y las encandila. Ellas, definitivamente la odian, y absolutamente, la aman. Al terminar el juego, la incertidumbre se transformará en desesperación y planearan una extravagante fuga, mientras el altavoz les reclama volver a sus puestos de trabajo.

Las identidades se evaporan, las certezas se derrumban, y entre cajas de productos y la pedagogía del consumo, el delirio se convierte en un eminente peligro.

Un homenaje a Las Criadas de Genet en clave de comedia, un gran disparate, una parodia del neoliberalismo o simplemente la década del 90.

Autor: Yanina Gruden // Actores: Stephanie Petresky, Yanina Gruden // Dirección: Katia Szechtman // Escenografía: Estefanía Bonessa, Agustina Filipini // Iluminación: Matías Sendón // Vestuario: Lara Sol Gaudini // Música: Guillermina Etkins // Sonido: Guillermina Etkins // Producción: Loli Crivocapich //

Última fecha

ju

24

noviembre

Dejanos tu opinión

También te puede interesar