El desamor es como un hogar que se vuelve frío y desdibujado: un no-hogar. A veces pequeños movimientos desencadenan cataratas de eventos incontrolables y todo lo incontrolable suele ser peligroso. Estamos en medio de una batalla (despareja) entre lo inevitable y la fuerza de la voluntad. Todo sucede como cuerdas que vibran y hacen vibrar a otras. Lo estanco se vuelve tempestuoso; lo esperable en caprichoso; lo cotidiano en siniestro. Los cuatro personajes son cuatro cuerdas que a veces suenan juntas como en un acorde y otras solas como melodías contrapuntísticas.

Autoría y Dirección: Matías Feldman

Actúan: Cecilia Blanco, Darío Levin, Valeria Lois, Pablo Seijo

Última fecha

do

26

agosto / 2012

Dejanos tu opinión

También te puede interesar