Escrita por Ricardo Dubatti y dirigida por Sebastián Kirszner, la obra es una metáfora del deseo.

Dos albañiles vienen por el arreglo del baño de un teatro en construcción. Cuando llegan se encuentran con los músicos de una obra de teatro que se han encerrado a ensayar en ese espacio. Esto no es un impedimento para comenzar con la “obra”, que además despierta el deseo de uno de ellos de ser mirado por estos profesionales del arte.

Un pequeño homenaje hacia la pasión del querer hacer, del amateurismo, pero también del oficio. Dos albañiles que desean la trascendencia de la poesía, con la suma de uno de los verdaderos Godots contemporáneos puesto al fondo: la reparación que nunca llega (o al menos eso pareciera).

Última fecha

ju

28

noviembre / 2013

Dejanos tu opinión

También te puede interesar