Amalgama de Alejandro Moreyra y Solana Finkel, según explican los autores: "Los ámbitos urbanos y su cotidianidad pueden, a veces, ofrecer elementos incompatibles con los que crear universos atemporales: una fotografía intervenida de un edificio en ruinas, por ejemplo, sirve para componer un escenario apocalíptico o bien la visión nostálgica de una civilización ignorada a la que nos parece haber pertenecido alguna vez.

"La suma de esas combinaciones, en principio, inconexas y heterogéneas, dan lugar al fin a una obra orgánica y personal que constituye una iconografía singular e irrepetible: de algún modo, la identidad del artista, que, al igual que su producción, es siempre ambigua, maleable y volátil. La exhibición de ese trabajo tiene que ver menos con un sentimiento de derrota por parte del artista ante la obra siempre perfectible que con la necesidad de dar a ese todo una continuidad espacio-temporal que la organice y le dé sentido.

Ese es el propósito de esta muestra: exponer una serie de trabajos en cuya creación han intervenido materiales dispares como la computación, el papel, el grafito, la cera, los metales. De esa amalgama primitiva, cada espectador tomará lo esencial para construir un relato propio que revigorizará la obra, transformada para siempre y a cada momento por la mirada del otro.

Última fecha

sa

27

junio / 2015

Dejanos tu opinión

También te puede interesar